martes, 31 de enero de 2012

¿POR QUÉ ESCUELA OLIVER?




Escuela Oliver nace con el único objetivo de compartir lo que se sabe y lo que se tiene, sin reservas ni condiciones. Es un sueño solidario que deseamos abrir a todo aquel que resuene con él en cualquier parte del mundo, porque simplemente es un “sueño de resonancias”.

¿Qué es lo que sabemos?: sabemos sentirnos tranquilos, serenos e ilusionados con la vida. Unas veces desde la tristeza y otras desde la alegría, algunas con miedos e inseguros…, pero siempre nos damos tiempo para comprendernos. Eso es lo que hemos aprendido a lo largo de más de 30 años de investigación sobre las estrategias y habilidades más rentables para afrontar los reveses-oportunidades de la vida, nuestras propias limitaciones y en definitiva, todo aquello que nos impida mantenernos serenos y seguros en cada uno de los momentos que nos toca vivir.

Este saber, ampliamente experimentado por cientos de personas a través de diversos cursos presenciales, ahora nos hemos decidido a compartirlo a través de una serie de cursos on-line con el fin de que pueda beneficiarse mucha más gente.

En estos cursos hemos cuidado el rigor de la información, los tiempos y secuencias para ofrecerla, así como la didáctica y su proceso de aprendizaje, respetando las necesidades de cada uno y colaborando con sus propuestas.

¿Qué es lo que tenemos?: todo aquello que deseemos aportar voluntariamente y lo que se vaya generando a través de los ingresos que se produzcan por los pagos del precio simbólico que hemos asignado a cada curso (20 euros), compartiendo el 100% de todos los beneficios que se obtengan por estas vías en proyectos sociales, sobre todo, con niños y adolescentes, que son los que constituyen nuestro futuro para un mundo mejor.

Este es nuestro sueño de compartir lo que se sabe y lo que se tiene y os invitamos a que os unáis a él, inicialmente a través de la formación de nuestros cursos on-line y si lo deseáis, posteriormente colaborando en alguno de nuestros proyectos solidarios.

Muchas gracias por interesarte. Un abrazo

Luis Emilio Oliver